El cuento de una generación

A veces me apresuro en frente de un documento en blanco, con la urgencia de contar algo significativo mientras las ideas vuelan por mi cabeza. Muchas veces fracaso, lo reconozco, y las palabras no permiten escribirse.

Me gustaría contaros la historia de María, una joven que acaba de terminar las prácticas extracurriculares del máster y que se enfrenta a un futuro inmediato de incertidumbre. María se plantea si es conveniente buscar otro curso que añadir a la larga lista de formación que aparece en su currículum o si empezar a estudiar un cuarto idioma. Porque, de momento, no está teniendo suerte en su búsqueda de un trabajo y le aterra estar sin hacer nada.

Pero también me gustaría hablaros de Javi, que trabaja de dependiente en Londres. Él no se lo pensó mucho antes de hacer la maleta tras acabar ADE y partió maldiciendo el mercado laboral español. Su sueldo y los turnos extra le permiten vivir de forma estable en un piso de ocho personas y viajar de vez en cuando a su pueblo natal. Ahora, con el Brexit, tiene que decidir si quedarse o volver a España.

También está Paloma, que está estudiando una segunda carrera después de cansarse de esperar a que le saliera ‘algo de lo suyo’. O Sara, una treintañera que tras casi un año en paro acaba de aceptar un puesto precario con un sueldo que apenas le llega para pagar el alquiler. O Marcos, uno de esos jóvenes emprendedores que, a pesar de que no le falta trabajo, está convencido de que no cobrará jamás una pensión cuando se jubile.

Me gustaría contaros la historia de nuestra generación, de esos niños de clase media que disfrutaban de muchos juguetes, que vivían en casas hipotecadas con varios televisores y que viajaban regularmente a la costa, cuando no al extranjero. Esos niños a los que les dijeron que si estudiaban, si iban a la universidad y aprendían inglés vivirían igual o mejor que sus padres. Me gustaría contaros la historia de una gran mentira colectiva y de la frustración que le siguió. Aunque supongo que mucho ya la conoceréis.

Pero ¿por dónde empezar?

Un comentario en “El cuento de una generación

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s